jueves, 22 de enero de 2015

¿MIEDO? PIENSA EN POSITIVO

"El fracaso más grande es no haberlo intentado" (Proverbio chino)

Quizás a lo largo de todas las competiciones o situaciones que hayáis tenido que afrontar, haya surgido un momento de miedo o incertidumbre. Un momento de debilidad que os haya hecho dudar de vuestras posibilidades para salir airos@s. 
A lo largo de mi vida deportiva y personal, he sufrido muchas derrotas, muchas retiradas, muchas batallas perdidas, con un denominador común: EL MIEDO AL FRACASO.

El miedo es aquello que nos hace permanecer en nuestras zonas de confort, que son en realidad, los lugares menos seguros para vivir. De hecho, el mayor riesgo en la vida es el de no correr riesgos.
Sin embargo, cada vez que hacemos aquello que tememos, recuperamos la fuerza que nos ha robado el miedo.

"Se nos quita el miedo haciendo aquellas cosas que nos lo provoca"

La única forma de vencer el miedo al fracaso es intentándolo. Ese sentimiento de fracaso sale de tu mente. No es algo real, porque todavía no ha sucedido.Si ni siquiera lo intentas, no llegas a fracasar, pero tampoco vas a lograr el éxito.


La forma en la que funcionamos mentalmente durante una competición afecta a nuestro rendimiento. En momentos de temor o duda, surgen muchos pensamientos negativos de nuestro diálogo interno (que mal voy, me pesan las piernas, no voy a terminar, me están "sacando las pegatinas", etc). Pueden aparecer una montaña rusa de sensaciones  de todo tipo (euforia, desesperación, frustración, desánimo,..) que van a influir en el resultado. El control de esos PENSAMIENTOS NEGATIVOS será lo que determine el rendimiento final. Un pensamiento negativo genera sensaciones negativas, y por ende, un rendimiento por debajo de nuestro potencial.

Con mucha experiencia en estos casos (os lo juro, he tenido momentos que parece que me iba a explotar la cabeza de todas las vueltas que le estaba dando), os propongo unas determinadas pautas para salir de esta dinámica negativa:

- Evita la aparición de esos pensamientos negativos. Plantéate durante la prueba tareas distractorias del siguiente tipo: contar las zancadas de una pierna, contar las zancadas de ambas, contar las zancadas del que va delante mientras no perdemos de vista su trasero, realizar operaciones matemáticas (sumar de siete en siete por ejemplo. Elige algo que te suponga dificultad mental, la tabla del 5 o del 2 es muy fácil, je je). Distrayendo tu mente conseguirás apartar estos pensamientos negativos y, en cuanto menos te lo esperes, estarás acercándote a la línea de meta. En la pasada TRANSGRANCANARIA 2014, en la prueba de 31 KM, utilicé la técnica de contar mis pasos en la zona más complicada mentalmente como era la del canal de Maspalomas (cerca de 4 calurosos kilómetros en línea recta y llenos de piedras). Mi mente se centró en ir contando los pasos y no en el infierno del recorrido en ese momento, lo que me permitió llegar en buenas condiciones y mejorar unos buenos puestos en ese tramo final.

- Han aparecido esos pensamientos negativos y no los controlo. ¿Qué puedo hacer? Tienes que intentar romper la cadena negativa y sustituir el pensamiento negativo por uno alternativo que sea positivo (técnica denominada en psicología como "Detención del Pensamiento"). Requiere un alto grado de práctica, con lo cual os invito a comenzar a experimentarla desde ya en vuestros entrenamientos (al igual que lo descrito en el punto anterior). Esta técnica se basa en elegir una palabra clave que debemos pronunciar en el momento en el que surgen los pensamientos negativos, para posteriormente pasar a tareas de distracción. ¡BASTA!¡STOP!¡AHORA!¡YA!¡PROHIBIDO RENDIRSE!(es la mía), O el clásico ¡VAMOS! de Rafa Nadal, son varias de las alternativas. A partir del momento de gritarla (propongo que sea como un grito de guerra, no creo que os tomen por loc@s y os quedareis más a gusto), debemos orientar de nuevo nuestra mente a las tareas de distracción del punto anterior. Un consejo: la mente se entrena, esto hay que practicarlo. Aprovecha los momentos duros de un entrenamiento para hacerlo (cuando subas una cuesta con la lengua fuera, cuando estés a punto de rendirte en una serie, cuando tu cuerpo se encuentre al límite...).

- Los pensamientos negativos aparecen antes de la competición. VISUALIZA. La visualización es una técnica muy efectiva para afrontar situaciones complicadas. Muy sencilla de llevar a cabo, pero también hay que practicarla. Entrena mentalmente de forma previa como afrontar aquellas situaciones que te provocan ansiedad en una competición, y verás como sales airoso de ellas. En serio, FUNCIONA. Este es el plan: túmbate en tu cama, en un lugar donde estés aislado de ruidos y céntrate en la respiración. RELÁJATE. Imagina tu cuerpo totalmente suelto y con las mejores sensaciones que hayas tenido en tu vida. Imagínate durante el calentamiento, en la línea de salida, haciendo progresivos, corriendo tan fácil que te asustas de lo que hoy van a correr tus piernas. Tienes que imaginarte en esa situación que te provoca estrés, pero de forma relajada. Tienes que hablarte internamente y convencerte que estás bien, que son las mejores sensaciones que has tenido nunca. Fantasea entrando triunfal en la línea de meta, logrando ese tiempo o marca por el que has trabajado tanto. Os aseguro que cuando te imaginas una situación que tienes miedo de afrontar, el pulso puede acelerarse demasiado. Debes controlarla mentalmente, hasta encontrarte a gusto. Haz esto varios días antes de la competición, entrénalo...Te sorprenderá el resultado.

No tengas miedo a fracasar. Toma la decisión de lograr tus metas y sueños conquistando tus miedos. Si fracasas, aprenderás lo suficiente para mejorar en una próxima ocasión. Si no fracasas, tendrás la convicción de haber superado tu miedo al fracaso.

Como me dijo en una ocasión el gran atleta Elisardo de la Torre...

¿QUÉ HARÍAS SI NO TUVIESES MIEDO?

P.D. dedicado a mi amigo el "Pitis"...SACRIFICE IS THE SECRET

4 comentarios:

Jeni Carballa dijo...

La verdad no sigo ningún blog,pero eh de decir que este me gusta. Creo que sacare un poco más de rendimiento a mi esfuerzo por practicar este deporte .

VICTORIA CAMEJO PSICÓLOGA EN dijo...

Sobresaliente!!! Jejejeje muy bien explicado, sentido y experienciado

Asier Quintana Abino dijo...

Para ganar hay que arriesgar y si fracasas es porque lo has intentado. Te levantas y lo intentas una y otra vez.

Jose Vaxquez dijo...

Gracias Jorge, me viene al pelo, jajaja

Publicar un comentario