miércoles, 18 de mayo de 2016

¿POR QUÉ CORRER CON DORSAL?

Hace unos días leía una publicación sobre aquellas personas que van a pruebas deportivas y participan sin dorsal, donde únicamente hablaba sobre el problema de seguridad que se plantea si te llega a pasar algo en la prueba y no estás inscrito. Pondré en el mismo saco de aquellos que participan sin dorsal, a aquellas personas que lo hacen con dorsal de otr@s, que a efectos prácticos, viene siendo lo mismo.

Me gustaría aportar una visión personal sobre ello, yendo más allá de esto (la seguridad), porque inscribirse en una prueba deportiva para tener un dorsal, implica ver las cosas de otra forma: es una relación de EMPRESA (organizador) a CLIENTE (participante). Si vemos la relación en un evento deportivo de esta forma, la perspectiva cambiaría para todos los integrantes del proceso. El organizador se esforzaría mucho más por prestar un buen servicio y el participante exigiría más y valoraría un mejor o peor servicio (como hoy en día hay demasiadas pruebas, poco valoramos determinados aspectos de un evento deportivo).

Firmado por Haile Gebrselassie
Aunque el precio de muchos eventos resulta hoy en día abusivo, lo cierto es que muchos de ellos siguen manteniendo la esencia y no pierden de vista el objetivo principal que debe tener un evento deportivo: "Tener contento al que participa, que es el que principalmente paga el evento, para que vuelva el próximo año" (esta es una opinión totalmente personal).

Con todo esto, y desde el punto de vista de ser un cliente más, os invito a poneros un dorsal por los siguientes motivos:

1) Poner un dorsal te da alas. La adrenalina y la motivación de la competición o el "pique sano" con otros participantes, te lleva a mejorar tu rendimiento y expectativas.

2) El dorsal es un gran recuerdo para contar las "batallitas" a tu gente. Los guardo todos, y me gusta escribirle por detrás el puesto, la distancia, el tiempo que hice y las sensaciones de ese día. Quizás te eches unas buenas risas cuando lo leas y lo recuerdes.

El de la carrera de mi pueblo
Mi primer dorsal PROHIBIDO RENDIRSE

3) Si hay dorsal, es que hay bolsa del corredor, con camiseta u otro regalo, además de múltiples servicios. Huye de pruebas con una mala relación precio-bolsa del corredor-servicios. Recuerda que eres un cliente y ellos deben prestar servicio acorde a lo que has pagado.

4) No ponerte un dorsal en una prueba o correr con el dorsal de otra persona implica un gran riesgo para tu seguridad. Si te sucede algo ese día, te va a doler muy mucho la factura que te pasarán después (No estás cubierto por el seguro, que se presupone, debe tener la prueba).

5) Hoy en día, tener un dorsal de determinadas pruebas, o poder haberte inscrito en ellas, es todo un privilegio. Pongo el caso, por ejemplo, de la Behobia-San Sebastián, con más de 34.000 inscritos este último año.

BEHOBIA 2015
6) Si corres sin dorsal eres un "APESTADO".  En serio, todos los que están allí han cumplido, y tú no. Ya no eres "chachi" por no pagar, el "Running" está de moda...

7) De nada te vale participar con el dorsal de otro. Piensa que tu participación con otro nombre, está perjudicando a tod@s aquell@s que entran detrás de ti. Seguro que no te gustaría que fuese al contrario. Las organizaciones de pruebas deberían trabajar un poco más en permitir los cambios de última hora, pero hasta la fecha, es lo que tenemos.

8) Por cierto, con el dorsal de otro, NO SALES EN LA CLASIFICACIÓN.

Espero haberte dado motivos para inscribirte y participar con dorsal. Si te parece cara la prueba, o te has quedado fuera de plazo o sin vacante, no te preocupes...seguro que hay más. ÉCHATE A UN LADO Y ANIMA.

#prohibidorendirse #nevergiveup








jueves, 28 de abril de 2016

ABDOMINALES DE HIERRO (II): PLANCHA LATERAL

Tal y como veíamos en el anterior artículo, el ejercicio de la plancha es una gran alternativa para el trabajo abdominal. Si seguimos utilizando estos ejercicios en sustitución de los abdominales tradicionales (los encogimientos de toda la vida), deberíamos incluir también el ejercicio de PLANCHA LATERAL, por todos los beneficios que nos aporta.
PLANCHA LATERAL
Es un excelente ejercicio para realizar un correcto trabajo abdominal (CORE), sin solicitar los músculos flexores de cadera (el psoas ilíaco principalmente, que con los abdominales tradicionales tiende a acortarse). Solo por este motivo, debería estar presente en nuestra rutina de entrenamiento. Además, nos ayuda muchísimo a mejorar la estabilización del tronco, sobre todo en posiciones de apoyo de una sola pierna (en la carrera o en la marcha, por ejemplo) y en posiciones de desequilibrio.

Para una ejecución correcta, debemos intentar mantener la espalda recta, trazando una línea desde la zona cervical a la lumbar. En esa posición (imagen superior), conseguimos una gran activación de los oblicuos del abdomen y del glúteo medio (músculo importantísimo, ya que compensa el movimiento correcto de nuestra cadera cuando estamos en apoyo de una sola pierna). Nos resultará fácil mantener la pelvis en posición neutra, algo positivo para evitar sobrecargas innecesarias en principiantes. Debemos prestar una atención especial a la posición del hombro en el brazo de apoyo, ya que este se debe encontrar en posición cómoda y no forzada. Este si es un gran ejercicio para oblicuos, y no el de giros con el palito que véis en los gimnasios. 
Una vez visto los beneficios de la plancha lateral, vamos con una progresión en dificultad, que intentaremos adaptar a todos los niveles. Puedes ir progresando poco a poco con los ejercicios, una vez que domines la posición anterior (2 ó 3 series de 30 segundos por cada lado, sería lo normal en este tipo de trabajo "lateral"). Vamos allá:

- Ejercicio 1: Posición de Base. Comenzamos con poca dificultad, con apoyo de codo y rodilla (imagen de la izquierda) o con apoyo de codo y pies (la pierna que está encima cruza el pie por delante, yo lo prefiero así, es más cómodo para estabilizar). Espalda recta y mantenemos esa posición 30-40 segundos. Podemos progresar haciendo elevaciones de cadera (desciendo a casi tocar el suelo y subo a la posición inicial, 10-15 repeticiones por cada lado, 2 ó 3 veces).


- Ejercicio 2: Aumentamos inestabilidad. Desde la posición de base, dificultamos el ejercicio en una primera instancia elevando la pierna que no está apoyada, para luego hacerlo de forma simultánea con el brazo y la pierna de arriba. Aquí se trata de mantener la posición correcta de cadera y tronco durante el mayor tiempo posible (2 ó 3 series por cada lado, por tiempo, 30-40 segundos).

  

-Ejercicio 3: Dinámico. Hacemos repeticiones del movimiento de llevar la rodilla al codo del mismo lado, tal y como se aprecia en la posición inicial en la imagen inferior izquierda, a la posición final (imagen inferior derecha). Intentamos mantener una posición correcta durante todo el movimiento, haciendo entre 10-15 repeticiones por cada lado.


- Ejercicio 4: Reducimos apoyo. Aunque muy similar a la posición de base, el hecho de mantener el apoyo sólo con la mano, dificulta muchísimo el ejercicio. Ojo con ese apoyo, ya que nuestro hombro no debe sufrir en la posición, tratando de mantenerlo lo más alejado posible de la oreja del mismo lado. Si lográis mantener esa posición de forma correcta durante 30 segundos, os invito a "darlo todo" y elevar brazo y pierna superior. Poner algo blandito cerca por si os caeis.


Despacito y buena letra en la progresión, ya que el cuerpo es el que manda. Con estos ejercicios notaréis una gran mejoría a nivel de posición corporal, sobre todo en movimiento. 100x100 recomendable y sencillo de realizar, sobre todo en casa.

Me despido, no sin antes dejaros un ejemplo de ejercicio de PLANCHA LATERAL  utilizando una cincha de entrenamiento en suspensión (TRX). También es muy fácil de realizar si tenéis acceso a una de ellas. PROHIBIDO RENDIRSE EQUIPO!!!











lunes, 11 de abril de 2016

ABDOMINALES DE HIERRO (I): PLANCHA

Sin duda, a la hora de recomendar ejercicios que trabajen nuestra zona abdominal, siempre tengo preferencia por este: la PLANCHA (y todas sus variantes). Los motivos de su recomendación son claros: es muy sencilla de realizar y permite siempre adaptarse al nivel de quién lo practica.
PLANCHA ABDOMINAL

Cuando hablamos de entrenamiento  de la zona abdominal, nos referimos a todos aquellos ejercicios que buscan mejorar la fuerza y la estabilidad del CORE (en español, NÚCLEO), en referencia a la zona media del cuerpo. De esa zona parten todos nuestros movimientos, por eso la importancia de su entrenamiento para mejorar el rendimiento físico y evitar lesiones. 
De los músculos que conforman el CORE, el más importante es el TRANSVERSO, que funciona como una faja abdominal y nos protege ante desequilibrios. Por eso es muy importante su fortalecimiento, y si no lo trabajas, quizás lo eches de menos en forma de algún tipo de lesión.
Podemos citar alguno de los beneficios del entrenamiento abdominal, entre ellos: ganar estabilidad en tu columna vertebral; disminuir la fatiga de aquellos músculos que antes trabajaban para estabilizar la columna; prevenir lesiones, sobre todo las provocadas por el impacto, ya que tu cuerpo absorbe mejor esas vibraciones; mejorar tu rendimiento deportivo, ya que poco a poco te sentirás más eficiente; mejorar tu estética (a nadie le amarga una zona abdominal más estrecha o una "tableta de chocolate" bien definida. 
Con todos estos beneficios, pasamos a mostraros el ejercicio de la plancha en su ejecución correcta (cada maestrillo con su librillo), y nuestras variantes para que vayáis progresando en dificultad. Haremos una progresión sencilla, porque si algo tenemos claro es que, una plancha bien ejecutada cuesta y "duele" mucho. Vamos allá:
1. PLANCHA ABDOMINAL. Lo más importante es mantener una posición estable, en este caso, con apoyo de codos en el suelo, manteniendo una línea recta en nuestra espalda, desde la cabeza hasta la parte baja de nuestra zona lumbar. Desde esa posición, ejecutamos el movimiento más importante y que debemos mantener durante todo el ejercicio: apretamos glúteos a la vez que metemos el ombligo hacia dentro (como si quisiéramos llevar el ombligo hacia la espalda). Os recomiendo flexionar un poco las rodillas para que lo hagáis con menor dificultad. Con estas indicaciones tenéis una plancha correcta, pero sobre todo, SEGURA para vuestra espalda. Podéis hacer 3 o 4 repeticiones por tiempo, entre 30 segundos o 1 minuto (en cada sesión ir aumentando tiempo).

2. VARIANTE 1: PLANCHA ELEVANDO BRAZO O PIERNA ALTERNOS. Cuando ya dominamos la posición anterior, podemos elevar un brazo o una pierna (no a la vez, pero sí ir variando según el tiempo de ejercicio). Cuando elevamos uno de ellos, la superficie de contacto en el suelo es menor, con lo cual aumenta la dificultad. IMPORTANTE: no perder la alineación recta de la espalda y mantener siempre los glúteos contraídos y el ombligo "metido". Al igual que en el anterior, hacemos 2 series por brazo/pierna,  aguantando el tiempo suficiente hasta que comienza a costarnos mantener la posición correcta.


3. VARIANTE 2: PLANCHA ELEVANDO BRAZO Y PIERNA A LA VEZ. Desde la posición inicial de plancha, elevamos brazo y pierna contrarios de forma simultánea. Sin perder la alineación de la espalda (nuestra cadera tiende a rotarse de lado), mantenemos esa posición durante todo el tiempo posible. Podemos hacer 3 series aguantando en la posición 20 segundos, e ir aumentando tiempo en cada sesión (serían 6 en total, 3 por cada brazo y pierna contrario). 

4. VARIANTE 3: PLANCHA EN SUPERFICIE INESTABLE. En este caso, el material "inestable" que vamos a utilizar es un balón medicinal de 5 kilos  (debe ser rígido). Al apoyarnos sobre él, con los brazos semi-extendidos, provocamos una inestabilidad en la parte superior de nuestro tronco, que debe ser contrarrestada por nuestra faja abdominal para estabilizarnos. Mantenemos esa posición durante 30 segundos y vamos sumando tiempo poco a poco (4 ó 5 series). Si os parece fácil, sólo tenéis que levantar una pierna e intentar mantener la posición. En el mundo del fitness no suele haber nada fácil si lo ejecutas de forma correcta.


Con todo esto, tenéis trabajito para unas semanas. En breve seguiremos con un nueva progresión de ejercicios de trabajo abdominal.

A por esa "tableta"...

#PROHIBIDORENDIRSE


-

lunes, 4 de abril de 2016

EL MEJOR ESTIRAMIENTO PARA TUS GEMELOS

A lo largo de los más de 20 años que llevo practicando deporte, siempre he tenido un montón de problemas musculares en la zona posterior de la pierna, concretamente en el grupo gemelo-sóleo. De hecho, las únicas roturas musculares que he tenido en mi vida, han sido en esa zona.

He probado todo tipo de estiramientos y ejercicios, muchos de ellos han sido un buen bálsamo en el momento adecuado, pero con el tiempo reaparecen esas molestias. Conviene decir que normalmente molesta o se sobrecarga por un exceso de trabajo del grupo muscular o una mala biomecánica de la pisada (exceso de pronación normalmente). El grupo de músculos que conforman la parte posterior de la pierna son de tipo tónico, es decir, siempre están trabajando para mantenernos erguidos, por eso siempre tienden a la rigidez y conviene estirarlos de forma frecuente (con sesiones específicas de estiramiento). Os dejamos enlace a un artículo ya publicado sobre "cómo debemos estirar" para no extendernos ahora en el tema (¿Cómo estirar? Depende...)

El que a continuación os voy a presentar, ha sido la mejor solución a este tipo de problemas, ya que lo considero el mejor estiramiento para ese grupo muscular, además de incidir también en otros, como la musculatura pelvi-trocantérea (piramidal, obturadores, cuadrado crural...) que os sonarán a chino, pero si no funcionan correctamente, nos pueden traer muchos problemas. Os recomiendo hacer este ejercicio cuando estéis totalmente descansad@s y alejado del entrenamiento (mejor 2 ó 3 horas después de finalizarlo).

POSICIÓN DE ESTIRAMIENTO
Os explicaré paso a paso como llevar a cabo el estiramiento, además de un vídeo ilustrativo donde podéis ver su ejecución correcta. Además, al final del artículo os expongo variantes para aquell@s que están más limitados en flexibilidad. Vamos allá:

1. Desde la posición de pie, enrollamos una toalla sobre la que colocaremos las puntas de nuestros pies y la separamos de la pared, la distancia suficiente, como para una vez colocados nuestros pies y con el culo pegado a ella, podamos bajar de forma cómoda a tocar el suelo y apoyarnos con nuestras manos (con las rodillas flexionadas).

2. Los pies se colocan de forma que el talón está en contacto con el suelo y las puntas separadas unos 30º. Los tobillos debemos intentar mantenerlos juntos, con las rodillas ligeramente orientadas hacia afuera. En la imagen de abajo podéis apreciar esa posición.

COLOCACIÓN DE LOS PIES Y RODILLAS
3. Desde la posición de pies anterior, flexionamos las rodillas manteniendo el culo pegado a la pared, y flexionamos el tronco para buscar el suelo con las manos. Tenemos que llegar a apoyar completamente y de forma cómoda, las manos en el suelo, ya que ese apoyo es el encargado de que nuestra espalda no sufra, además de permitirnos progresar en el estiramiento. Una vez apoyadas en el suelo, nos encontramos ya en la posición de estiramiento (ver imagen superior del artículo). 

4. Desde esa posición, y manteniendo una respiración tranquila y sosegada (no podemos tener una respiración agobiante, estaremos forzando el estiramiento), comenzamos a tirar de nuestro culo hacia el techo (estirando las rodillas, nunca llegamos a extenderlas completamente), manteniendo siempre nuestros talones apoyados en el suelo (es la forma de tirar del músculo desde sus dos extremos), con las puntas de los pies sobre la toalla enrollada. Si la posición de inicio es correcta, notaremos ya la sensación de estiramiento en nuestros gemelos desde que tocamos el suelo con las manos.

5. Intentaremos progresar en el estiramiento, tirando de nuestro culo hacia el techo, milímetro a milímetro. Se trata de "crecer" poco a poco y sin movimientos bruscos. Cada 4 o 5 ciclos de respiración y tras echar el aire, intento crecer un poco más. Así hasta llegar a un punto donde nuestras piernas comenzarán a temblar (debido al componente excéntrico de este ejercicio). Podemos progresar también aumentando la altura de la toalla, ya que nuestras puntas estarán más levantadas. Otra forma de progresar es acercarnos más a la pared.

6. La duración total del estiramiento debe ser entre 1 ó 2 minutos . Podéis repetirlo 2 o 3 veces, tras haber descansado un poco tras cada postura caminando un poco y tratando de iniciarlo en el punto dónde lo habéis dejado anteriormente.

Os dejamos enlace al vídeo con la ejecución completa y más abajo las adaptaciones:



ADAPTACIONES:

El caso más frecuente es que no lleguemos a apoyar las manos en el suelo de forma cómoda. Podemos ayudarnos de dos formas: 
  • Separamos más la toalla de la pared y con ello nuestro cuerpo de ella. La tensión será menor y quizás lleguemos mejor al suelo.
  • Colocamos un alza sobre el que apoyar nuestras manos (un step o algo similar entre nuestras manos y el suelo). A medida que vamos progresando, iremos bajando esa altura. 
Estoy convencido de que este ejercicio os ayudará mucho, tanto a las mujeres que sufren este dolor porque se acostumbran a caminar con tacones, como a tod@s aquellos que sufren de esta musculatura por el acúmulo de kilómetros. 

"Despacito y buena letra"

#prohibidorendirse




lunes, 14 de marzo de 2016

LA IMPORTANCIA DEL CALENTAMIENTO

El calentamiento... que importante es y que poca importancia le damos a veces. Hace unas semanas participé en una prueba de 5 kilómetros y escuché algún comentario de: "Y qué hacen calentando si sólo son 5 kilómetros"... Estas cosas me sorprenden muchísimo. Yo le llamo "incultura o ignorancia físico-deportiva", porque hay cosas en las que no podemos fallar, y el calentamiento es una de ellas.


El objetivo principal y único de un buen calentamiento es el de poner la máquina en las mejores condiciones para afrontar la parte principal del entrenamiento o la competición. Con esto resumimos muchos otros de los objetivos que debe cumplir, porque entendemos que "poner la máquina a punto" aúna al resto: evitar lesiones musculares y articulares, poner en funcionamiento el sistema cardiovascular y respiratorio, prepararnos física y fisiológicamente para el esfuerzo posterior, etc.

Para que el calentamiento sea eficaz, te recomiendo hacerlo de la siguiente forma:

- El calentamiento es totalmente personal. Debe ser individualizado. Si necesitas 20 minutos para que tu cuerpo esté en las mejores condiciones, que no sean 15. Eres tú quien decides qué es lo que mejor te sienta y qué ejercicios debes hacer.

- Adáptalo al tipo de esfuerzo que vas a realizar. Debe ser lo suficientemente intenso como para activarte pero, a su vez, debes ahorrar la mayor energía posible para que en la parte principal dispongas de ella. Por ejemplo, para un maratón o media maratón, el calentamiento ha de ser de menos tiempo, con el objetivo de "guardar" energía para la prueba. Podemos tomarnos los primeros kilómetros como parte de esa calentamiento. Para una prueba más intensa o explosiva, debes incluir en el calentamiento ejercicios que activen tus pulsaciones y tus músculos lo máximo posible sin acumular fatiga (sprints cortos de 30-40 metros por ejemplo).

- Hazlo de forma ordenada y progresiva. Lo ideal es comenzar con movilidad articular, luego un trote que aumente progresivamente la intensidad, para que tus pulsaciones alcancen un rango entre 120-150 latidos por minuto. Puedes incluir estiramientos dinámicos antes o después del trote. Os dejo un enlace a un artículo que escribí para Foroatletismo.es sobre estiramientos dinámicos (CLICK AQUÍ). Personalmente sólo recomiendo este tipo de estiramientos para el calentamiento. Los de toda la vida mejor después de entrenar cuando el músculo esté recuperado.

- SUDA. Es la mejor referencia que puedes tener de un buen calentamiento. Deben haber aumentado tus pulsaciones, tu respiración y tu temperatura. Lo de la temperatura es primordial, ya que sudar supone que tu cuerpo ha comenzado la termorregulación (suda para eliminar calor corporal) y ha alcanzado una temperatura interna próxima a los 40º. A esa temperatura interna, tu cuerpo está preparado (a nivel enzimático y hormonal) para llevar a cabo todas las reacciones bioquímicas que producen la energía necesaria en nuestra actividad deportiva. Si no calentamos bien, tardaremos más tiempo para que nuestro cuerpo alcance su mejor rendimiento.

Sencillo y práctico. De un buen calentamiento depende un buen rendimiento posterior. Busca el calentamiento que mejor se adapte a tus características y con el que consigas sentirte mejor. Dedícale el tiempo que necesita, porque de EL dependerá tu RESULTADO.

#prohibidorendirse




miércoles, 9 de marzo de 2016

UNA META, UN SUEÑO (TRANSGRANCANARIA 2016)

Ese es el lema de la Transgrancanaria, que cada uno lleva en su pulsera de participante ("Una meta, un sueño"). Sobra decir que los sueños de muchos participantes se cumplieron el pasado sábado 5 de marzo, desde el primero en llegar a la línea de meta de Expomeloneras, hasta el último en cruzarla, tras más de 29 horas y 46 minutos de esfuerzo para recorrer los 125 kilómetros de la prueba más larga. 

Ni el frío reinante en las zonas altas de la Isla, que dificultó mucho la prueba provocando varios abandonos, consiguió impedir que este año se batieran todos los récords. 518 participantes recorrieron los 125 km de la Transgrancanaria, 501 los 83 km de la Advanced, 777 la Maratón de 44 km, 389 la Starter de 31 y 350 la Promo de 19 kilómetros. El sol acompañó en la última parte de la prueba, pero no fue el calor sofocante de la pasada edición. Apenas sin viento, y con la última parte del recorrido modificada, se consiguieron muy buenos cronos en la línea de llegada.



A nivel personal, encantado con esas modificaciones de la última parte del recorrido. Me "alisté" en la prueba Promo, por evitar la ya inexistente bajada a Arteara, y me encontré con una salida desde un hermoso paraje como la presa de Ayagaures. Intenté sobrevivir con éxito al Barranco de los Vicentes, y me alegré de una llegada a meta sin el infierno del Canal de Maspalomas (sólo un pequeño tramo). Aunque me perdí en dos ocasiones (esto es defecto de forma, porque los que somos atletas de carretera no solemos ir pendiente de las señales), disfruté desde el primer hasta el último metro, y en eso consiste este deporte. Una vez ya en línea de meta, no podía dejar de mirar las muñecas de la gente. Imposible contar el número de PULSERAS que allí se encontraban. Sólo me queda decir que millones de gracias y que espero que os hayan empujado hasta la línea de meta. Ese es el fin de la pulsera, recordarte que no está permitido tirar la toalla, que está PROHIBIDO RENDIRSE.


Tal y como redactaba Rafa Falcón en el Canarias 7, "La Transgrancanaria nació como una aventura de unos locos y hoy en día es una bendita locura". Bendita locura que conjuga valores imprescindibles hoy en día, como la amistad y el compañerismo, unidos a otros como el esfuerzo y el sacrificio, todos ellos en un marco incomparable que nunca debemos olvidar: el respeto por la NATURALEZA. En ella nacemos y en ella llevamos a cabo nuestros retos.

  


A tod@s es@s loc@s los une un nexo común : cumplir su objetivo cruzando la línea de META. Sólo hay que pasar unos minutos en la zona de llegada para entender la explosión de emociones que se viven en esta prueba. Hemos visto saltos de alegría, así como caras de derrota y desilusión por no cumplir el tiempo esperado. Hemos vivido la cara amarga de este deporte, con múltiples abandonos y caídas aderezadas con piedras de barranco. Disfrutamos también de la cara romántica del Trail Running, con una pedida de mano en la misma línea de meta (Enhorabuena Mikel y Ruth). Hemos sentido la integración a través del deporte, con José Luis sentado en el trono de su Joelette, comandada por el amigo Carlos. Comprendimos el significado de la Family Trans, al ver llegar a meta a un padre cargando la silla con su hija a la espalda después de 19 kilómetros. Entendimos el valor del sacrificio y constancia de preparar un prueba como esta, con todos aquellos que llegaban a meta de la mano de sus seres queridos que allí estaban esperando. 


Hemos entendido que el dolor se cura al paso por la línea de meta. Esto es la vida. Esto es el deporte. Esto es el Trail. 

¡ENHORABUENA A TOD@S!

#PROHIBIDORENDIRSE




lunes, 22 de febrero de 2016

SIN FRACASO NO HAY ÉXITO

Sin fracaso no hay éxito...
Seguro que en alguna ocasión has terminado una prueba y lo has hecho mucho peor de lo que esperabas. Has empeorado tiempo o posición respecto a las expectativas que te habías marcado de inicio. Y a partir de aquí, surgen preguntas del tipo: ¿Qué me ha pasado? ¿Qué he hecho mal? ¿Estoy entrenando bien?
No le des más vueltas al coco. Vamos a intentar con este artículo, que no veas el fracaso como algo negativo, sino como parte de un proceso de crecimiento que te llevará hacia el éxito. Podríamos decir que antes de alcanzar nuestro objetivo, deberemos tropezar muchísimas veces, y no por ello, estamos fracasando. Al contrario, estaremos creciendo en pos de ese objetivo que nos hemos planteado.

El mundo del deporte de competición es muy exigente a todos los niveles, porque siempre nos estamos midiendo en función de lo que cada uno ha conseguido. Esto lo único que hace es aumentar la presión sobre uno mismo y condenarnos al fracaso. ¿Por qué no valorarnos de otra manera? Vamos a cambiar la forma de ver las cosas, y os propongo lo siguiente: Valorarnos por el esfuerzo que hayamos hecho, por lo que hemos dado de nosotros mismos; Intentaremos dar lo mejor que llevamos dentro y auto felicitarnos por eso, no por un resultado. Esto mismo debería aplicarse en el deporte de formación o escolar, enseñando a los niñ@s a hacerlo lo mejor que puedan, olvidándose de resultados.
Hay muchos factores que pueden afectar sobre tu rendimiento deportivo, pero lo que no debes permitir es que factores externos (críticas, presión de resultados, comentarios, etc) condicionen la competición. El ser humano es falible (que puede fallar o equivocarse) y como tal, existe la posibilidad de que las cosas no salgan como esperas. Tu motivación a la hora de afrontar la meta siempre debería ser la de DAR LO MEJOR QUE LLEVAS DENTRO. Esto es el aquí y ahora, y para eso has trabajado. Da igual lo que te digan y lo que esperen de ti. Eres tú contra ti mismo, intentando sacar a relucir la fiera que llevas dentro. Métetelo en la cabeza. Olvídate por un momento de tiempos de paso, cronos, relojes y rivales, y céntrate en disfrutar del proceso que estás a punto de vivir. Piensa en lo afortunad@ que eres por ello, porque otros no tienen esa posibilidad o no se han atrevido. Estás a punto de competir contra ti mismo, y eso si que motiva. Terminar una prueba ya es un triunfo de por si, nunca un fracaso. Deberías de sentirte satisfech@ simplemente por el hecho de haber competido. 

Tal vez, al terminar, no hayas mejorado tu marca o resultado esperado, pero seguro que valorarás muchísimo el haber hecho todo lo posible por intentarlo. Ahora sí, no permitas que ese resultado te condicione negativamente, y apúntate cuanto antes a una nueva competición...
No lo olvides, cada fracaso nos acerca más a nuestra meta.
#prohibidorendirse